El auge de las viviendas en modalidad de alquiler y la falta de oferta de soluciones habitacionales de calidad está potenciando los activos multifamily, un producto de inversión inmobiliaria que solo en 2020 atrajo más de 2.600 millones de euros, situándolos como el principal producto de inversión en el año de la pandemia según datos del CBRE, y con previsión que lo sigan siendo este 2021. La inestabilidad económica provocada por la crisis del coronavirus, y la dificultad que ello ha supuesto para acceder a una vivienda en propiedad se presentan como las causas del auge de esta modalidad y del interés de los inversores en este producto.

Pero, ¿qué son los activos multifamily? “Son edificios dedicados al alquiler de todas sus viviendas, pero con la particularidad de que incluyen una serie de servicios que no suelen tenerse en cuenta en la gestión ordinaria del alquiler residencial particular”, ha indicado Arantxa Goenaga, socia y abogada del bufete y especialista en Derecho Inmobiliario. En este sentido, Goenaga ha destacado algunos de estos servicios: “El mantenimiento, la restauración o la incorporación del mobiliario en la vivienda, para facilitar un rápido arrendamiento”, y ha ampliado que cuantos más inquilinos se acojan a estos servicios complementarios, más rentabilidad obtiene el inversor.

Siempre respecto la rentabilidad, los expertos aseguran que los activos multifamily ofrecen mayor estabilidad de los ingresos al considerarse, la vivienda, un bien de primera necesidad, lo cual ofrece una alta ocupación, sumado al bajo riesgo de impago. Actualmente, estos productos se concentran en grandes ciudades como Madrid y Barcelona, aunque se prevé que se extienda a otras con grandes grupos poblacionales.

Para escuchar la noticia completa, pincha aquí.

Abrir chat
1
¡Hola! 👋 ¿En qué podemos ayudarte?