Las herencias traen consigo disputas familiares y por ello, tener bien claro y definido qué obtiene cada cual es la mejor opción para evitar crisis familiares. Y en este sentido, diferenciar entre donaciones y herencias puede ayudar a tomar una mejor decisión respecto los bienes que queremos transmitir.

La donación es un acto en el que una persona transfiere fondos o la propiedad de un bien a otra persona, mientras que el testamento es un acto por el cual una persona deja por escrito cómo quiere que se repartan sus bienes, una vez haya fallecido” ha explicado Carmen González, socia fundadora del bufete y especializada en familia y sucesiones. La diferencia, pues, es que la donación se realiza en vida, mientras que la herencia, que se realiza mediante testamento, hay que esperar a que la persona fallezca.

En este contexto, realizar donaciones es una práctica extendida para beneficiar o proteger a unos herederos por delante de otros. Sin embargo, González advierte que no tiene las mismas consecuencias donar que heredar, y que las donaciones tienen un límite: “No son un sustitutivo del testamento y pueden, si no se han hecho bien o conforme a ley, terminar revirtiendo en la herencia”, ha matizado la abogada.

Para leer la noticia completa, pincha aquí.

Abrir chat
1
¡Hola! 👋 ¿En qué podemos ayudarte?