La crisis sanitaria está impactando en el sector turístico y, más allá del duro golpe que ha supuesto para un sector que en 2019 movía casi 84 millones de personas, también está cambiando la manera como los viajeros conciben sus vacaciones. Así lo ha explicado nuestro socio abogado y responsable del área de turismo Felipe García Hernández al diario Siglo XXI: “Los viajes han cambiado en su configuración: se evita el avión y los viajes son más largos, con menos puntos de parada o tránsito y también con un gasto menor por turista”. Y ha añadido que, en el ámbito corporativo, también se ha limitado la movilidad e incluso anulado por parte de empresas multinacionales.

Y es que la pandemia está provocando cambios que desde el sector consideran que se quedarán para siempre, y el que parece más inminente es el que afectará a las agencias de viajes, entrando en un proceso de concentración que reducirá el número de las mismas, situando la incógnita sobre el modelo de negocio que sobrevivirá: el de grandes o pequeñas agencias. En este sentido, el proceso de transformación digital también incidirá en el proceso de concentración de las agencias, pues ya en la actualidad los distintos portales online están adquiriendo bolsas de carteras de agencias físicas.

La digitalización, por su parte, también está influyendo en la manera como se actualizan los procesos en el sector turístico: “Es interesante como ahora casi todos los procesos en el sector turístico se hacen online, como el check-in en los hoteles, por ejemplo, que tenían una regulación antiquísima; por suerte, esto tiene sus días contados”, ha señalado nuestro abogado, el cual ha apuntado que la crisis también ha cambiado al consumidor, siendo ahora mucho más sensible a las condiciones, cláusulas de los contratos y las coberturas del seguro.

Lee más sobre el proceso de cambio del sector turístico en el siguiente enlace.

Abrir chat
1
¡Hola! 👋 ¿En qué podemos ayudarte?